Binge-watching: Pégate un atracón de series

series_online
Compartir

‘Binge-Watching’. ¿Binge quéeeee? Pues ‘binge’, que en inglés significa ‘borrachera’, y ‘watching’, que es ver. ¿No me digas que no sabes qué significa borrachera de ver…? Pues eso: pegarte un atracón delante de la antigua caja tonta, que ahora es una pantalla plana pero muy lista. ‘Binge-watching’ es la palabra de moda entre los consumidores de series, especialmente ahora, que no solo se disfrutan cuando las cadenas las estrenan, y también gracias a la manera que Netflix tiene de estrenar sus productos de producción propia.

Hasta el momento, los seguidores de productos de ficción no tenían más decisión que tomar para ver sus series favoritas que recordar día, hora y cadena de emisión, sentarse frente a la pantalla, disfrutar del contenido y pasar una semana mordiéndose las uñas a la espera de un nuevo episodio.

Pero ahora las cosas han cambiado mucho y a esta opción, aún mayoritaria, se unen otras, fruto de la facilidad para ver episodios y temporadas completas de series ya emitidas y también, como apuesta por una nueva forma de distribución, la que hace que Netflix ponga a disposición de sus clientes las series de producción propia por temporada completa.

Estas dos nuevas posibilidades han convertido al espectador en un esclavo de sus deseos, haciendo que, en no pocas ocasiones, se siente frente al televisor con un buen puñado de episodios y sea incapaz de levantarse hasta haberlos consumido todos, especialmente si se trata de series con arcos argumentales largos, que dejan siempre las tramas en alto al finalizar sus episodios, haciendo prácticamente imposible que el espectador no se lance al siguiente si lo tiene a mano. Un truco para vencer este enganche es buscar un punto bajo de tensión dentro del episodio que permita dejarlo ahí sin mayores problemas, venciendo la tentación de llegar hasta un final que, con toda seguridad, te empujará a ver otro y otro y otro episodio más.

Pues esto, señoras y señores, es lo que se llama ‘binge-watching’ y es la nueva manera en que los creadores deben enfrentarse a la hoja en blanco, una actitud imparable frente a la ficción que no puede pasar desapercibida para quienes, durante años, han seguido una estructura narrativa basada en hacer episodios semanales, con tramas que deben permanecer vivas de semana en semana, con momentos de especial tensión dirigidos a aumentar la audiencia en fechas clave y, muy especialmente, haciendo imprescindible para el seguidor habitual comentar todas las opciones y las tramas abiertas con todo aquel que siga la serie igual que él, alimentando el fenómeno fan, haciendo crecer el interés, la intriga, la desazón por las muertes inesperadas, la emoción por el descubrimiento. Aquellos tiempos en los que el ‘spoiler’ ni existía.

Las series siempre se han vivido así y parte de su éxito radicaba en ser capaces de mantener enganchados a los espectadores durante meses. Sin embargo, ahora que las tramas que se dejan en el aire entre episodios no mantienen la tensión más allá de lo que tardamos en darle al play a la siguiente entrega, la construcción de personajes y argumentos es mucho más complicada, sigue otras pautas diferentes, responde a otras inquietudes y, sobre todo, puede pecar de dejar por el camino detalles que hacen de la ficción arte, además de entretenimiento. Y todo ello, sin olvidar que además la mayoría de estas series se siguen viendo del modo tradicional y hay que seguir manteniendo enganchado al espectador de siempre.

Todo un reto para los creadores de esta nueva era, que se enfrentan a un escenario completamente diferente, con unas reglas nuevas y muchas por descubrir. El ‘binge-watching’ puede convertir a las series en fast-food, provocando un cambio poco saludable en las pautas de consumo; sí pero, al menos por el momento, la tendencia parece ir en el sentido contrario y ejemplos como House of Cards y Orange is the New Black reciben todos los parabienes posibles y avanzan una nueva ola de grandes producciones. Habrá que ver hacia dónde sigue esta tendencia y ser optimistas, creer en las grandes mentes pensantes que durante años nos han hecho disfrutar con las series y en los que están por llegar. Nosotros ya estamos sentados para verlo. Estas navidades, que tendrás más días libres, es tu momento para caer en la trampa mortal del ‘binge-watching.

Suscríbete a nuestro boletín y recibe puntualmente nuestros últimos posts.

Al suscribirte declaras haber leído y aceptado nuestra advertencia legal.

Crea Cultura

Crea cultura es un movimiento de Atresmedia para prestigiar la propiedad intelectual, desde la perspectiva de concienciar a la sociedad de lo importante que es la creación para nuestro avance.
Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Internet, propiedad intelectual, streaming

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestro boletín y recibe puntualmente nuestros últimos posts.

Al suscribirte declaras haber leído y aceptado nuestra advertencia legal.