Cambios y oportunidades

spotify_musica
Compartir

Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para cambiar las cosas”. Esta frase de Paulo Coelho ejemplifica perfectamente la importancia que el concepto ‘cambio’ supone en las cosas que nos rodean y cómo hay genios que han logrado cambiar lo convencional.

La tecnología ha capitalizado esta afirmación en las últimas décadas y está suponiendo una nueva manera de concebir la vida y relacionarnos con nuestro entorno. Extrapolándolo a Spotify, ese cambio aúna música y tecnología, una nueva manera de consumir música gracias a la tecnología. Spotify fue creado por Daniel Ek y Martin Lorentzon en abril de 2006, en un pequeño apartamento de Estocolmo. El servicio fue lanzado en octubre de 2008 y, desde entonces, no han parado de sucederse cambios.

En la actualidad Spotify está disponible en 58 mercados en todo el mundo, con un catálogo de más de 20 millones de canciones, con más de 40 millones de usuarios activos, y más de 10 millones de suscriptores de pago.

En muy pocos años Spotify ha llevado a cabo un gran recorrido que no sólo se limita a la manera de consumir música, crear playlists, utilizar el modo offline cuando viajas o descubrir nuevos artistas, sino a que la creatividad se ha hecho patente en numerosos casos. Veamos únicamente dos de cómo el cambio deriva en más cambios y, sin duda, la creatividad es su revulsivo.

La Agencia The Farm publicó el disco “Hola, somos The Farm”. Son seis temas inéditos que cuentan, a ritmo de country-folk, los servicios de la agencia, sus principales trabajos creativos y las tendencias del sector de forma divertida y pegadiza.

Otro ejemplo, muy reciente, que me ha parecido brillante es ‘Canadify’. Para contextualizar, Spotify aterrizó en Canadá hace unas semanas y con motivo de esta nueva conquista, se publicó una App llamada ‘Canadify’. Esta app es en cierto modo un traductor en el que si introducimos una banda española, o de cualquier otro país, nos devolverá una serie de grupos canadienses que se ajustan al patrón de sonido de nuestra banda conocida. De esta manera, podremos descubrir fácilmente grupos canadienses que puedan ajustarse a nuestros gustos.

Cambiando de tercio, a Spotify se han sumado otros muchos compañeros de viaje. Esto ha refrendado nuestro modelo y nuestro cambio. Los servicios de streaming están en un punto de inflexión. Sin ir más lejos, este año 2014 y en los próximos años vamos a ver el streaming todavía de una forma más convencional. Por ejemplo, hace poco tiempo que las escuchas de Spotify se incluyeron en las listas oficiales de Reino Unido por primera vez y generaron 20% de todas las “ventas”. Durante el próximo par de años vamos a ver este aumento más rápidamente porque la sociedad y la Industria están integrando nuevas formas de consumir la música.

spotify_streaming

Vivimos en una sociedad donde hay un ritmo vertiginoso de información. La sociedad ya no se informa exclusivamente por los canales tradicionales. Spotify se ha convertido también en fuente de noticias gracias a todos los datos internos que maneja en Spotify Insights o The Echo Nest. Sin ir más lejos, gracias a todos estos datos, hace poco revelamos que Calvin Harris ha hecho historia superando la barrera de los mil millones de escuchas, convirtiéndose en el primer solista británico en conseguirlo en toda la historia. Para celebrar ese hito, Calvin Harris fue el anfitrión de una playlist de Spotify que se lanzó en septiembre. Los fans pudieron unirse a esa playlist, y escuchar en directo las canciones favoritas de Calvin elegidas por él mismo. Sin duda, un ejemplo de cómo la relación entre fan-artista está cambiando.

Otra noticia que me pareció muy curiosa la llamamos el “efecto multiplicador”, es decir, Spotify analizó las escuchas globales de los cabezas de cartel en los festivales más importantes del mundo antes y después de su actuación. Descubrimos que el festival que más influye a nivel mundial es el británico Glastonbury. A nivel nacional, en el BBK live de Bilbao, Franz Ferdinand obtuvo un incremento del 62% en el número de escuchas tras su actuación. Sin embargo, la guinda del pastel se la llevó Pharrel Williams al ser el cabeza de cartel más escuchado de todos los festivales analizados por Spotify.

Pero como en todo cuento, también hay un villano. No todo es tan sencillo como parece. No podemos obviar el gran enemigo que tiene la industria de la música. Queda un largo camino por delante y muchas dificultades con las que hacer frente, pero sabemos quién es nuestro mayor competidor: la piratería musical.

Incluso en este caso, tenemos una lectura positiva, ya que no vamos a titubear para hacerle frente. Tanto es así que desde Spotify hemos hecho crecer, y en muchos casos de forma acelerada, el negocio tradicional y digital en cada mercado en el que hemos entrado. Sólo hay que mirar el ejemplo de Suecia, donde 2012 fue el mejor año para las ventas de música desde 2005, de acuerdo a los datos del IFPI de Suecia. En la primera mitad de 2012, las descargas digitales y el streaming supusieron el 64% del mercado total, y el 90% de esas ventas digitales provinieron de servicios de streaming. Los beneficios totales de la industria musical sueca aumentaron un 14% de un año a otro.

En España también hemos vivido un dato alentador recientemente que hace que nuestra ilusión se reavive. Podemos afirmar que Spotify está contribuyendo en España a que los hábitos de consumo de contenidos digitales cambien. Lo refutan los datos de Promusicae con el crecimiento del 6,2% en la venta de música en España en el primer semestre de 2014. En cuanto al streaming, ese incremento ha sido de más del 14%. De los datos, se desprende que los ciudadanos están cobrando conciencia de la importancia de mantener un sector que ha presentado datos devastadores en los últimos años. Sin ir más lejos, en 2011 España duplicaba la media europea en descargas ilegales de música. Ese mismo año, el Congreso de EE.UU colocaba a España entre los cinco países más piratas por el p2p, una lista negra de infractores contra la propiedad intelectual.

En definitiva, el cambio supone riesgos, adaptación, entendimiento pero satisfacción si se hace desde un proyecto sólido. No hay que tener miedo al cambio porque éste significa oportunidad e innovación.

Javier Gayoso

Javier Gayoso es Licenciado en Derecho y MBA por el IE. Desde que Spotify abriera en España en 2009, Gayoso fue Director Comercial de la compañía. Desde octubre de 2012 es el responsable de Spotify España y Portugal

Latest posts by Javier Gayoso (see all)

Etiquetado con: , , , , , ,
Publicado en: música, propiedad intelectual, streaming

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestro boletín y recibe puntualmente nuestros últimos posts.

Al suscribirte declaras haber leído y aceptado nuestra advertencia legal.