¿Y si en vez de ver una película te metes dentro de ella? Así será la realidad virtual

realidad_virtual
Compartir

El 3D es una experiencia que hizo a muchos vivir el cine de forma más intensa. Pero…¿y si el futuro pasa por ponerse unas gafas de realidad virtual y pasar de ser un espectador en su butaca a meterse por completo dentro de la propia película? Suena a ciencia-ficción pero ya está aquí. Te explicamos…

Hace tiempo que escuchamos las bondades de la realidad virtual y todos los progresos que se hacen en este sentido, pero no ha sido hasta ahora que una empresa de entretenimiento se ha decidido a producir una película con esta tecnología. Se trata de Conde Nast Entertainment, que anuncia la puesta en marcha de Invisible, una historia de suspense creada con realidad virtual y que pronto podremos ver en la plataforma Samsung Milk, en lo que supone un paso más en la apuesta por estos contenidos de la empresa coreana.

Dirigida por Doug Liman, el responsable entre otros títulos de El caso Bourne, y con guión de Julina Tatlock y Melisa Wallack, reconocidas por su labor en Dallas Buyers Club, Invisible cuenta la historia de una misteriosa familia, poderosa y adinerada, que durante generaciones ha visto cómo su riqueza y poder se van devaluando. El nacimiento de un nuevo miembro del clan con habilidades especiales hará que los medios de comunicación vuelvan su mirada a este caso y, en particular, a la manera en que la familia ha llegado a ostentar esa posición.

El argumento de la película suena misterioso, aunque es cierto que de su breve descripción no saldrán hordas de espectadores a comprar una entrada para verla, lo cual no es un problema a la hora de generar expectación ante su estreno, pues el principal interés de la película no reside en su historia, sino en lo novedoso de su producción y la forma de consumirlo. La realidad virtual hasta ahora había sido explorada en otros ámbitos, más dirigidos a la navegación realista, al juego inmersivo y a las pequeñas piezas de ficción o comerciales que podemos disfrutar en los más o menos sofisticados sistemas de visionado que hoy en día existen, pero aún era territorio inexplorado por el cine. Hasta hoy.

El anuncio de esta película llega en un momento en el que todo el mundo habla de los vídeos en 360º, la nueva moda en materia de publicidad, de branded content o simplemente para aquellos que siguen avanzando en la manera de mostrar al mundo aquello que quieren contar. Si hasta hace poco nos sonaba rompedora la manera de mostrar las ciudades de aplicaciones como Google Maps, con las que te mueves por las calles como si estuvieras en ellas, con los vídeos grabados con este mismo sistema, uno puede ver una pieza audiovisual desde cualquier ángulo y elegir en que parte de la escena quiere centrar su atención. ¡Ah! Y no son necesarias unas gafas de realidad virtual.

Para ver Invisible, sí será necesario colocarse las gafas, permitiendo al espectador introducirse físicamente en los escenarios en los que se desarrolla la acción. No es lo mismo ver un vídeo grabado con el ángulo completo de visión y navegar con él por medio de las teclas de nuestro ordenador mientras percibimos el mundo a nuestro alrededor, que estar completamente aislados del mundo exterior, sumergidos en ese mismo contenido y accediendo a un plano y otro del espacio con un sencillo movimiento de nuestra cabeza. Dos conceptos similares, pero dos experiencias completamente diferentes, y la estocada definitiva a la tecnología 3D que tan buenos resultados ha dado durante décadas, especialmente en producciones de animación, infantiles o ciencia ficción.

Por si alguien aún no lo tiene claro, que la realidad virtual y esos vídeos en 360º son una de las más preciadas novedades para todos los productores de contenido quedó patente en la reciente edición del Mobile World Congress, que podemos resumir en esta imagen de Mark Zuckerberg accediendo a un auditorio en el que decenas de profesionales del sector portaban unas gafas de realidad virtual. Aunque pueda parecer algo inquietante, con esa sensación de futuro en el que miles de personas viven aisladas del mundo que las rodea, no cabe duda de que las posibilidades que se abren para la producción audiovisual son tremendamente atractivas y pueden hacernos vivir y disfrutar de la ficción de una manera hasta ahora insospechada. Quién sabe si en un futuro muy cercano, la televisión, el cine y los videojuegos, no precisarán de una calificación por intensidad de la experiencia, que unida a la ya existente por edades, adviertan a los consumidores que padecen de enfermedades cardiácas o son especialmente impresionables de los riesgos de colocarse unas gafas y acceder al nuevo estreno de ficción del que todo el mundo habla.

Yo me apunto, ¿y tú?

Suscríbete a nuestro boletín y recibe puntualmente nuestros últimos posts.

Al suscribirte declaras haber leído y aceptado nuestra advertencia legal.

Crea Cultura

Crea cultura es un movimiento de Atresmedia para prestigiar la propiedad intelectual, desde la perspectiva de concienciar a la sociedad de lo importante que es la creación para nuestro avance.
Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: cine, Internet

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestro boletín y recibe puntualmente nuestros últimos posts.

Al suscribirte declaras haber leído y aceptado nuestra advertencia legal.