¿Se digitaliza la cultura? Una mirada rápida a cómo avanza el consumo de libros, diarios, música y cine

heidi-sandstrom-362642
Compartir

¿Todo lo digitalizable se digitalizará? La respuesta a esta pregunta arrojaría luz sobre cómo consumirán cultura los españoles en los próximos años. En algunos productos, como los diarios, la tendencia es clara hacia una desaparición del papel, pero en otros terrenos quizá los consumidores combinarán soportes digitales y analógicos.

La muerte de los diarios en papel. En septiembre de 2017 se vendieron 334.748 diarios en papel de media si sumamos los seis primeros diarios en difusión (El País, El Mundo, ABC, La Razón, La Vanguardia y El Periódico). Son menos ejemplares de los que hace 10 años vendía solo El País (344.412 en mayo de 2007). El lector ha migrado y seguirá haciéndolo hacia las versiones digitales, por lo que las ediciones en papel irán desapareciendo o convirtiéndose en muy minoritarias.

La visita a cines se mantiene e incluso crece. Los cines españoles tuvieron 102 millones de espectadores en 2007 y 100 millones en 2016 (datos de Comscore), por lo que apenas ha bajado la asistencia a salas. Incluso ha subido un 8% el número de espectadores en el primer semestre de 2017 (según Comscore). Sin embargo, la apuesta por la producción de contenidos de Netflix, HBO y Amazon Prime Video augura cambios en el consumo en el hogar, que quizá se vean más en 2018, año en que se hará más clara la competencia del cine en casa con el cine en salas.

¿Dejarán los espectadores de ir a las salas? Más oferta de contenido audiovisual en casa, ¿hace que la gente salga menos, o genera más afición por el cine…? Quizá hace que los espectadores vean más cine en casa y siga yendo a las salas a consumir estrenos que no están en plataformas digitales. De momento, la asistencia a salas de cine sigue gozando de muy buena salud, e incluso creciendo un 8%.

Cae el libro en papel y no se compran ebooks. En 2008 se vendieron 240.660 libros en papel, un 35% menos que los 155.440 libros vendidos en 2015, según datos la Federación de Gremios de Editores de España. Y la facturación del sector cayó de 3.185 millones en 2008 a 2.257 en 2015, casi 1.000 millones de diferencia. Las ventas digitales apenas sumaron 115 millones de euros en 2015, un 5% del total. Aquí cabría por tanto hacerse la pregunta de dónde han ido los lectores. Las redes sociales consumen cada vez mayor tiempo, que compite con el tiempo de lectura de libros. Pero aun así, la caída de ventas del papel no refleja un trasvase al consumo digital. Según el Observatorio de la Piratería 2016, el libro es el tercer producto más castigado por las descargas irregulares:

Imagen 1

 

La música sigue su ritmo hacia la digitalización. Otro de los sectores que claramente se digitaliza desde hace tiempo es el de la música. En 2007 se vendieron  28,7 millones de CDs (por importe de 257 millones de euros), y en 2015 los discos vendidos cayeron un 22%, hasta los 8 millones de unidades (por valor de 63,5 millones, del total de 163,8 millones de euros que la música movió en España), según datos de Promusicae. Spotify tenía en junio de 2017 un total de 140 millones de usuarios, de los que 60 son suscriptores de pago. El consumo de música en otras plataformas digitales y en Youtube ha ido creciendo hasta hacer un mercado digital sólido. Sin embargo, 8 millones de CDs vendidos dan idea de una parte de la sociedad que consume aún música en soporte físico. ¿Cuántos años se mantendrán las ventas físicas de CD?

 

Crea Cultura

Crea cultura es un movimiento de Atresmedia para prestigiar la propiedad intelectual, desde la perspectiva de concienciar a la sociedad de lo importante que es la creación para nuestro avance.
Etiquetado con: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Publicado en: cine, copyright, creaCultura, Creative Commons, Crowdfunding, Derechos de Autor, pirateria, propiedad intelectual, Redes Sociales, streaming, teatro, Televisión, TV

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestro boletín y recibe puntualmente nuestros últimos posts.

Al suscribirte declaras haber leído y aceptado nuestra advertencia legal.